Llamamos alergias, o reacciones de hipersensibilidad, a las respuestas exageradas de nuestro sistema inmunológico al entrar en contacto con alérgenos, que son sustancias que afectan a nuestro organismo en diferentes niveles.

Datos estadísticos estiman que el 20 por ciento de la población mundial sufre algún tipo de reacción alérgica, esto debido a la gran variedad de agentes y condiciones que propician reacciones alérgicas, entre los que destacan como principales alérgenos:

  • Polen: las gramíneas, el olivo, las cupresáceas, las arizónicas, el plátano de sombra y la parietaria son las plantas que causan más alergias en España, especialmente durante la primavera.
  • Hongos ambientales: estos hongos liberan unas partículas microscópicas conocidas como esporas que, al ser respiradas, pueden causar síntomas alérgicos relacionados con el asma, la rinitis y la conjuntivitis.
  • Ácaros de polvo o ácaros domésticos: son insectos microscópicos que se desarrollan en lugares húmedos y tibios.
  • Epitelios de animales: perros, gatos, caballos y roedores son los que causan más reacciones alérgicas.
  • Determinados alimentos: la leche, el huevo, el marisco, el trigo, la nuez, el cacahuete, el chocolate y la soja son los más comunes.
  • Medicamentos

Además, existe una predisposición hereditaria a las alergias, por lo que un niño cuyos padres son alérgicos probablemente desarrolle algún tipo de sensibilización, aunque no necesariamente hacia la misma sustancia que rechazan sus padres.

Para identificar cualquier problema de alergias y sus predisposiciones, es necesario acudir con un especialista que pueda realizar un diagnóstico preciso sobre el tipo de alérgenos que afectan nuestra salud y el escenario que pueda favorecer su aparición.

Acuda con su médico alergólogo de confianza y cuente con la atención médica especializada que requiera.

¡Solicite su consulta hoy mismo!