La alergia a alimentos es una respuesta alterada del sistema inmune frente a la ingestión, contacto o inhalación a un alimento, el ingrediente de un platillo e incluso sus residuos en un contenedor. Las sustancias causantes de este tipo de alergias no son los alimentos en sí mismos, sino algunas de las proteínas que los componen y se identifican como alérgenos.


SÍNTOMAS

Las reacciones alérgicas aparecen tras la ingesta o Contacto con el alimento, generalmente en los primeros 30-60 minutos. La gravedad de los síntomas depende de la cantidad de alérgeno que contiene, la sensibilidad de la persona y de la reactividad del órgano afectado, tipificándose en:


  • Cutáneas (más frecuentes): urticaria, prurito, enrojecimiento de la piel, dermatitis, inflamación de labios, boca, lengua, cara y/o la garganta (angioedema)
  • Digestivas: náuseas, vómitos, cólicos, diarrea, picor de boca y garganta, hinchazón y dolor abdominal.
  • Respiratorias: rinitis (moqueo, congestión y/o estornudos), asma (dificultad respiratoria), tos, sibilancia.
  • Sintomatología grave (menos frecuente): Anafilaxia, pudiendo llegar al shock anafiláctico, con paro cardíaco, a no ser que se le administre inmediatamente adrenalina para abrir las vías respiratorias.


Se estima que la alergia alimentaria se da entre el 1 y el 3 % de la población, siendo los alimentos que con más frecuencia producen alergias: la leche, los huevos, el marisco, los frutos secos, el trigo, las legumbres, la soja, las frutas y el pescado.


[[cms:companyname]] - alergia alimentaria