Primavera es la época del año en que tradicionalmente tomamos medidas de prevención ante brotes de alergias, ya que coinciden procesos naturales como la polinización de una gran variedad de especies vegetales; sin embargo, el Otoño también presenta una alta incidencia en este tipo de padecimientos debido a factores como:


  • El regreso a clases con la subsecuente exposición a situaciones de potencial exposición a alérgenos para infantes y adolescentes, como ingesta de alimentos.
  • Baja drástica de temperaturas y con esto menor ventilación en los hogares, oficinas y centros de esparcimiento, junto con el aumento de la humedad ambiental que posibilita la proliferación de los ácaros del polvo y algunos tipos de moho.
  • Repunte de enfermedades virales que activan los efectos de las alergias y empeoran los síntomas de las enfermedades.


En general, las alergias que más proliferan en la estación de otoño son la rinitis alérgica, asma predominantemente alérgica, alergias alimentarias, alergias a mascotas y dermatitis atópica.


Entre las recomendaciones que hay que tomar en cuenta para la prevención de estas alergias están:


  • Mantener la vivienda ventilada y no hacer un uso excesivo de la calefacción.
  • Cambiar los filtros de la calefacción y del aire acondicionado para evitar bombear aire con polen o ácaros.
  • Evitar los peluches en las camas de los niños, lavar con frecuencia las sábanas y limpiar el polvo con regularidad, principalmente en los dormitorios.
  • En caso de alergia alimentaria, verificar los kits de medicación de emergencia necesarios para tratar una reacción alérgica grave en el caso de que se produzca.


Contacta con tu médico alergólogo y solicita mayores informes sobre los alérgenos que proliferan esta temporada y cómo prevenir de forma eficaz que afecten tu salud y la de tus seres queridos.


[[cms:companyname]] - protégete de alergias